Kerry Howley, una creativa estudiante de arte, de Cambridge, Inglaterra, está creando un gran revuelo en el mundo del arte con su colección de delicados collares hechos con cabello humano.

La idea de crear joyas a partir del cabello humano fue inspirada por la aversión de la gente para cortar el pelo. El pelo generalmente es considerado como una parte muy importante del cuerpo humano y se lleva con orgullo, pero una vez que su conexión con el cuerpo se ha roto, es visto como algo repugnante.
A través de su arte, la joven estudiante de Middlesex espera “crear un delicado equilibrio entre el espectador/usuario y los sentimientos de aversión y atracción.”

El material para las obras maestras de Howley fue proporcionada por una de las amigas de su madre, una mujer japonesa de cabello hasta la cintura. Ella sólo se corta el cabello una vez cada cinco años y cuando tenía 30 cm se cortó las puntas y se las dio a Kerry.
La estudiante de arte de 23 años de edad utilizó hojas de sierra para cortar y tejer las hebras de cabello en formas abstractas, inspiradas en los patrones de papel tapiz, y pasó más de 60 horas de trabajo en cada uno de los cinco collares de pelo que ha creado hasta ahora.

La colección de Kerry Howley, de los collares hechos con cabellos humano, ya ha ganado un premio y en se mostrará en el Centro de Diseño de Negocios, en Londres, del 29 de junio hasta el 02 de julio 2011.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este