Yong Ho Ji es un artista coreano que utiliza los restos de neumáticos viejos para hacer increíbles esculturas. Utiliza los neumáticos de goma como su medio, porque es maleable y da una aproximación cercana a la piel y músculos, lo que le permite crear obras totalmente diferentes a la forma original.

Este artista de 29 años de edad, ha desarrollado una fructífera carrera creando escultura de diferentes animales. Su estudio en Chelsea, Nueva York, está llena de hienas, caballos, felinos y una amenazante cabeza de carnero.

Todos están construidos a partir de neumáticos negros. Para Ji, el caucho simboliza la mutación, “el producto es de la naturaleza, de la savia blanca de los árboles de látex, pero aquí se cambió y ahora el color es negro. El aspecto es aterrador. “

Trató de experimentar con la arcilla y el bronce, pero las esculturas se parecía demasiado a los robots. El caucho es muy flexible, mucho más parecido a la piel y a los músculos, lo que le da más libertad para tratar de capturar las expresiones tácitas de los animales.

Para sus esculturas escogió animales que a menudo se ven como “monstruos”, el artista se obsesiona con cada detalle, cada músculo, cada tendón, para tratar de restaurar su belleza natural tal como él la ve.

Su trabajo está comenzando a lograr el reconocimiento que se merece. Un tiburón que esculpió recientemente, fue valorado por $ 145.000 en una subasta. Estas esculturas épicas contienen capas y detalles que son simplemente asombrosas y usted puede estar seguro de que vamos a ver mucho más de este maravilloso talento en los próximos años.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este