Nuevamente se genera una situación de peligro ocasionada por basura espacial: el 28 de junio los seis astronautas habitantes de la Estación Espacial Internacional fueron evacuados hacia las naves Soyuz acopladas por riesgo de un impacto.

Los restos, que se acercaron y finalmente pasaron a apenas 250 metros, son de origen desconocido y la evacuación ocurrió porque al momento de ser identificado el problema, no había tiempo suficiente para hacer una maniobra que esquive el problema.
Nuevamente ponemos la discusión sobre la mesa del peligro creciente que representa la basura espacial y que no tiene una solución aparente. Se calcula que hay más de 600 mil objetos “chatarra” en órbita alrededor de nuestro planeta que tengan más de 1 centímetro de diámetro. De los cuales apenas se pueden rastrear unos 19 mil. Uno de las mayores fuentes de basura espacial han sido las pruebas de armas anti-satélites realizadas por Estados Unidos y la Unión Soviética durante la guerra fría entre la década de los 60 y los 70s.
Pero la mayor fuente de basura espacial y posiblemente la más irresponsable fue la prueba de arma anti-satélite realizada en el 11 de enero de 2007 por China cuando destruyeron uno de sus satélites meteorológicos usando un proyectil cinético que viajaba a 8 kilómetros por segundo en dirección opuesta.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este