El artista francés Elise Morin y el arquitecto Clémence Eliard unieron a mano 65.000 CDs viejos y los pusieron sobre montículos inflables para crear un mar de discos. ¿El propósito? “Revelar el aspecto valioso de un objeto pequeño diario”.

La exposición de arte se llama “Wastelandscape” y se encuentra en París. El objetivo es transformar objetos aparentemente mundanos en “esculturas” monumentales, al final de su vida útil.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este