Durante tres años, tuvo que soportar burlas crueles debido a una enfermedad que la dejó a las pocas semanas de nacida un color rojo en la nariz, “nariz de payaso”.

Su madre tenía que recurrir a esconder la cara de Connie Lloyd cuando iban a los médicos, porque la gente hacía comentarios horribles.

Pero ahora, Connie tiene una nueva oportunidad de vida después de una cirugía que le hicieron para quitar la mancha, que en realidad era la marca de un tumor.
Después de que pasara tres horas y media de operación, Connie dijo que ahora tenía la “nariz como su mamá”.
Su madre Berkshire, de Slough, dijo: “Cuando vimos la nariz después de la operación nos sorprendió. Parecía una niña diferente, pero sabíamos que era nuestra Connie.
Los médicos habían visto una sombra en la nariz de Connie en un ecosonograma hecho en la semana 26 del embarazo, pero cuando ella nació en septiembre de 2008, estaba perfectamente sana.

Dos semanas más tarde, sus padres Zara y Tom vieron que la nariz de su hija estaba cambiando a un color rojo brillante. Lo que comenzó como un pequeño punto creció rápidamente hasta 4 cm de ancho.

Su médico de cabecera lo remitió a un especialista de la piel en el Hospital Great Ormond Street, que le diagnosticó a la bebé un hemangioma – un tumor benigno.
Connie se convirtió en el octavo niño en el Reino Unido en consumir la droga propranolol – se utiliza para enfermedades del corazón – para detener el crecimiento.

A los padres se les dijo que no había cura y también se les advirtió que incluso podría sangrar hasta la muerte si su nariz se rayaba o se golpeaba.

Su madre buscó alguien que pudiera ayudarle y, finalmente, encuentra el cirujano Dr. Iain Hutchison que se especializa en el tratamiento de deformidades faciales.
Operó a Connie en marzo, tardando tres horas y media para extirpar el tumor y la dejó sólo con una pequeña cicatriz.
Su madre dijo: “Antes de la operación, Connie era muy tímida y la gente hacía muchos comentarios”
“En el momento en que Connie tenía cuatro semanas, su nariz era una nariz perfecta de payaso y no sólo era una marca de nacimiento con crecimiento externo, sino también internamente”

“Nos preocupábamos constantemente. Los médicos dijeron que si se cortaba o golpeaba, ella podría morir desangrada. Había tratamientos para detener el crecimiento y que no fuera cada vez más grande, pero nada para borrar la marca”

“Ahora ella está muy bien, tiene un gran grupo de amigos y estamos muy orgullosos de ella.”
Ella agregó: “Es agradable no tener que lidiar con los comentarios más crueles, pero con la nariz roja o no, Connie siempre ha sido nuestra niña perfecta”.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este