El Castillo de Blarney fue construido hace casi 600 años atrás por uno de los grandes jefes de Irlanda, Cormac MacCarthy. Durante los últimos cientos de años, millones de personas han acudido a Blarney, por lo que es un punto de referencia mundial y uno de los mayores tesoros de Irlanda.

La Piedra de Blarney , la legendaria piedra de la elocuencia, que se encuentra en la parte superior de la Torre, bésela y nunca más se quedará sin palabras.
Besar la Piedra de Blarney, la Piedra de la Elocuencia, por más de 200 años, millones de turistas del mundo han subiendo las escaleras para besar la Piedra de Blarney y obtener el don de la elocuencia. Sus poderes son incuestionables, pero su historia todavía genera debate.
Antiguamente para besar la piedra los visitantes eran agarrados por los tobillos y puestos de cabeza para besar la piedra. Hoy en día, somos mucho más cuidadosos con nuestros visitantes. La piedra en sí sigue siendo la pared, debajo de las almenas. Para darle un beso, uno tiene que inclinarse hacia atrás (agarrado de una barandilla de hierro). El premio es real y único una vez que besas la piedra te concede el don de la elocuencia.
Hay quienes piensan que ir al castillo de Blarney es sólo para ver a la Piedra. Pero la Piedra de Blarney es sólo una parte de la atracción. También existen unos hermosos jardines y construcciones propias de la época.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este