Este aterrorizado, pero atlético gato montés, saltó 16 metros hasta la punta de un cactus, para huir de un león hambriento, y estaba tan asustado que permaneció allí durante seis horas, esperando a que su depredador desapareciera.
El león claramente pensó que no era buena idea trepar un enorme tallo cubierto de espinas, sin embargo, para el gato montés, resultó ser el escape de una muerte segura, sin importar lo doloroso que fuese.
Esta gigante planta es un Cactus Saguaro con aproximadamente 300 años de antigüedad. El fotógrafo Curt Fonger tomó estas fotos en el Desierto Sonora de Arizona.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este