Para esta misión se construyó un atril de madera personalizado con un megáfono y un aviso que decía, “Say Something Nice”. El atril se colocó en un espacio público de Nueva York. Querían ver qué pasaría si los neoyorquinos se les diera la oportunidad de ampliar sus voces para “decir algo agradable.” Este proyecto fue producido por Improv Everywhere, como parte de una exposición del Museo Guggenheim de Nueva York stillspotting. Producido por Charlie Todd.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este