Tomaron un avión 747 entero y lo transformaron en esta hermosa casa de lujo
Construida sobre 23 hectáreas (55 acres) de terreno en las remotas colinas de Malibú, California. Esa es la ubicación de esta impresionante casa, diseñada por David Hertz Architects y construida a partir de un avión de pasajeros fuera de servicio.
La residencia principal tiene dos alas y los estabilizadores de la cola fueron reutilizados como el techo del dormitorio principal. También hay un estudio de arte que hace uso similar de una sección de 50 pies de largo del fuselaje superior.
Pero no se trata sólo de colocar los restos y fragmentos del 747 sobre las estructuras prefabricadas. Una sala de meditación de 45 pies de altura, se está construyendo a partir de la cabina, con una fogata y una fuente de agua construida a partir de la cubierta del motor. La mayor parte del avión es reutilizada de alguna forma.
De hecho, si usted está interesado en hacer algo similar, los aviones fuera de servicio pueden ser comprados por menos de $50.000 en los cementerios de la aviación en el desierto de California. Aunque el traslado de las piezas se realizan con helicópteros y la tarifa por hora es de aproximadamente $8.000 por cada 60 minutos, resultando un poco más restrictiva.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este