El fenómeno psicológico de percibir un rostro en lugares y objetos en donde no los hay, por ejemplo, en ventanas, puertas, en una tostadora, una grifería, etc, tiene el nombre de pareidolia.
Hay toda una legión de seguidores que fotografían y recopilan todo tipo de objetos mundanos que parecieran representar una cara, veamos a continuación algunas fotografías:
Esto es parte de un Lunar Craft Lander soviético, parece sacado de la película “Robots”
Algunas estructuras arquitectónicas pueden revelar rostros que nos miran desde los edificios, puentes y medidores eléctricos… Vamos a empezar con los felices:

Hay caras por todas partes! ¿Habrá algún cuarto en el mundo que no tenga una cara oculta?

El fenómeno de pareidolia es bien conocida, incluso hay distintos tipos de seguidores, por ejemplo, los religiosos: aquellos que ven imágenes religiosas, el rostro de Cristo, la Virgen María o incluso el demonio en cualquier parte: una pared, una tostada, la suela de un zapato.
Pero, en realidad, es bastante fácil de encontrar unos ojos y una boca torcida en cualquier lugar:

Tuberías! Los tubos por lo general tienen aspecto de hambrientos

Los rostros “gritando” suelen aparecer con más frecuencia que las caras “sonrientes”:

Esta cara es completamente intencional, está ubicada en el Museo Ghibli. Tapas de alcantarillas como estas pueden ser vistas a menudo en Japón, donde se convirtió en una especie de arte urbano:

Algunas curiosidades encontradas en la naturaleza:

Rostros en las prendas de vestir:

Rostros en los artículos de cocina:

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este