En el 2004, dos empresas holandesas, River Flowers and F.J. Zandbergen, experimentaron con éxito el crecimiento de una rosa tecnicolor (Rainbow Rose), es decir, una rosa con sus pétalos pintados como un arcoíris.

Dado que los pétalos obtienen su alimento a través del tallo, la idea fue dividir el tronco en varios canales y sumergir cada uno en agua de diferentes colores. De esta forma todos los colores estarán presentes en los pétalos de la rosa, dando como resultado esta hermosa e impresionante rosa tecnicolor.

El mismo método se puede aplicar a otras flores, especialmente a los crisantemos y a las hortensias.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este