Son asombros capullos de telaraña hechos con cintas de embalaje, suspendidos en el aire y capaces de soportar hasta tres personas al mismo tiempo.
El equipo de diseño colectivo For Use/Numen utilizó nada más que cinta de embalaje para crear estos enormes y autosuficiente capullos, en donde los visitantes puedan meterse en su interior, para explorarlos.

Las instalaciones lucen como si hubiese sido el trabajo de arácnidos terriblemente grandes. Han realizado varias exhibiciones en los últimos meses, creciendo en tamaño y alcance. La última instalación fue exhibida en el interior del Odeon, un edificio en Viena, el grupo utilizó cerca de 35.700 metros y 45,3 Kg de cinta.
El siguiente video muestra el proceso de creación del capullo de araña gigante:

En septiembre, van a crear una instalación a ser exhibida en un espacio público, en el centro de Frankfurt, además de un hotel cinco estrellas, en la costa croata.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este