Un hombre que accidentalmente se cortó el pulgar de la mano izquierda, ha tenido que ser intervenido tenido por médicos que reemplazaron su dedo con el dedo gordo del pie izquierdo. James Byrne, de Bristol se cortó el dedo pulgar de su mano, el diciembre pasado mientras trabajaba en un aserrado de madera. Después de un intento de volver a colocar el dedo dañado, donde no obtuvieron buenos resultados, los cirujanos plásticos en el Hospital Frenchay han trasplantado el dedo gordo del pie izquierdo a su mano.
El hombre de 29 años de edad, dijo que era vital para su trabajo tener su pulgar y que se siente “muy, muy afortunado” de que los cirujanos fueran capaces de realizar la operación.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este