Mdina – la capital histórica de Malta. Es una ciudad con una población de menos de 300 ciudadanos. Esta ciudad posee uno de los museos más horribles e impactantes del mundo – el museo de las torturas.

En las mazmorras del museo uno puede sentirse horrorizado por las ejecuciones reconstruidas y los instrumentos de tortura en escenas muy realistas. Sólo las paredes saben cuántos presos murieron aquí – tanto las torturas como las ejecuciones se realizaban justo ahí y se prolongaron hasta 1813.
Nada se pierde de todo tipo de torturas de la época del imperio romano, época de dominación árabe y el período de los caballeros de Malta.
Romanos preferían la crucifixión, los árabes practicaban poner a las víctimas debajo de piedras grandes. 
Durante la inquisición se establecieron aquí desde 1561 y de acuerdo con el orden del Gran Inquisidor tenían por objetivo la supresión de la herejía.
El ambiente en el museo es de silencio, frío y sombrío. En las antiguas celdas de tortura se encuentran tenazas para romper uñas, guillotinas, bootikins… también veras replicas de cadáveres, ahorcados, esqueletos, la muerte y sufrimiento, los verdugos.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este