Empieza diciembre y con ella trae la Navidad, para muchos esta fecha significa regalos, vacaciones, reuniones familiares, paseos… Para otros, gastos, hipocresías y más trabajo… En realidad sea como sea que la celebres o incluso si no lo haces, la navidad originalmente estaba destinada a celebrar el nacimiento anual del Dios-Sol en el solsticio de invierno luego fue adaptada por la Iglesia católica en el siglo III d. C. para permitir la conversión de los pueblos paganos.

La navidad es una de las fiestas más importantes del cristianismo, sin dejar de lado para algunos cristianos la Pascua y Pentecostés, que celebra el nacimiento de Jesucristo en Belén.
Los angloparlantes (nativos de habla inglesa) utilizan el término Christmas, cuyo significado es “misa de Cristo”. En algunas lenguas germánicas, como el alemán, la fiesta se denomina Weihnachten, que significa “noche de bendición”. Las fiestas de la Navidad se proponen, como su nombre indica, celebrar la Natividad (es decir, el nacimiento) de Jesús de Nazaret.
Muchas personas por el contrario odian la navidad, piensan que son fechas depresivas, llenas de hipocresía, no les gustan las reuniones familiares, el consumo en exceso (por el hecho de los regalos y ropas nuevas), ruidos por el hecho de los familiares exagerados o los fuegos artificiales y música. Tampoco les gustan las comidas típicas de las fechas… en fin todo lo que implica la navidad.
¿Tú qué piensas de la navidad?
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este