El poder destructivo de un volcán es un espectáculo terrible de contemplar, sin embargo, en varias partes del mundo hay demostraciones del poder destructivo que pueden llegar a tener los volcanes contra edificaciones construidas por los humanos, por ejemplo, estas conmovedoras imágenes de iglesias devoradas por la lava y escombros volcánicos.

7. Iglesia sin nombre, Montserrat

Esta increíble imagen muestra una iglesia que quedó totalmente envuelta por la lava y otros materiales volcánicos, en la isla de Montserrat. Observar un lugar de oración tan afectada no es fácil de olvidar.

El volcán Soufriere Hills entró en erupción en 1995. Personas fueron evacuadas antes, pero se les permitió regresar a los pocos meses. Por desgracia, erupciones posteriores ocurridas en 1997, destruyeron la ciudad capital de Plymouth. Dos tercios de la población de la isla se tuvieron que trasladar y Plymouth quedó abandonada. Diecinueve personas murieron y la ciudad quedó enterrada bajo cuatro metros de ceniza. Los escombros calientes, los flujos piroclásticos y la lava inundaron e incineraron los edificios, esta iglesia tenía pocas esperanzas.
6. La Iglesia de San Juan Parangaricutiro, México

En 1943, el volcán que sería el nombre del cercano pueblo de Paricutín, en México, entró en erupción. La lava se deslizó hacia la iglesia de la aldea vecina de San Juan Parangaricutiro, poco a poco destrozó algunos de los muros de la iglesia y cubrió las tumbas que allí había. La lava y las cenizas enterró el pueblo a su paso, pero milagrosamente, la roca fundida se detuvo antes de llegar a la torre del campanario y el altar de la iglesia.

La lava de la erupción del Paricutín viajó lentamente, tomando un año para llegar a la iglesia, pero la erupción había comenzado a un ritmo mucho más rápido. Después de la explosión inicial de rocas y cenizas calientes el 20 de febrero de 1943, tomó el tamaño de un edificio de cinco pisos después de la primera semana y continuó en erupción hasta alcanzar una altura de casi 420 metros.

Sin embargo, la iglesia de San Juan Parangaricutiro resistió los estragos del volcán, el cuerpo principal de la estructura permanece casi intacto aún cuando todo a su alrededor fue devorado. Ninguno de los habitantes del pueblo murieron a causa de la lava. Hoy en día la iglesia medio enterrada por la roca endurecida es una importante atracción turística.

5. Iglesia sin nombre, Sicilia, Italia

Esta iglesia fue bombardeada por la lava cuando el Monte Etna, en la isla de Sicilia, entró en erupción en 1983. El techo fue aplastado, pero gran parte de los escombros volcánicos corrieron por un lado, preservando parte de la estructura.

La fachada de esta iglesia en Sicilia quedó relativamente ilesa, pero la puerta que falta muestra la profundidad de la lava, ahora solidificada, que se extendió por el edificio.

Durante la erupción de 1983 del Etna, barreras de tierra fueron utilizadas para desviar el flujo de la lava de los asentamientos humanos. Las urbanizaciones, el Gran Hotel del Etna y el Observatorio de Astrofísica fueron salvados gracias a este curso de acción. Por desgracia, esta iglesia no tuvo tanta suerte.

4. Iglesia en ruinas de Cagsawa, Luzon, Filipinas

No queda nada en pie de las ruinas de Cagsawa, en Filipinas, con excepción de la torre del campanario que una vez fue parte del convento. Esta iglesia de estilo barroco fue construida en 1.724 por los frailes franciscanos y fue pensado para sustituir a una iglesia que había sido reducida a cenizas por los piratas holandeses. Sin embargo, fue devorada ya sea por los flujos piroclásticos o por el lahar (flujo de lodo volcánico) en 1814 después de que el cercano volcán de Monte Mayon hizo erupción con efectos devastadores.

Esta erupción catastrófica del volcán Mayon se cobró la vida de unas 1.200 personas, incluidos cientos de la ciudad de Cagsawa que se dice que buscaron seguridad en la iglesia. La ciudad en sí y otros asentamientos de los alrededores fueron enterrados bajo cientos de millones de metros cúbicos de ceniza.

La fachada de la iglesia de Cagsawa quedó de pie mucho tiempo después de la erupción de 1814, pero se cree que los terremotos en la década de 1950 destruyeron parte de la estructura. Hoy en día, la belleza del lugar casi no concuerda con su trágico pasado, pero la iglesia es considerada un símbolo de los peligros de estar situado cerca de un gigantesco volcán.

3. Iglesia de la Sociedad Misionera de Londres, Savai’i, Samoa

Las ruinas de esta iglesia siguen de pie, en una cama increíble de lava solidificada dejada por el monte Matavanu, en la isla samoana de Savai’i, después de la erupción volcánica iniciada en 1905.

Entre 1905 y 1911, los flujos de lava en Savai’i se dirigieron hacia al mar, destruyendo aldeas a su paso, junto con edificios como la iglesia de piedra de la Sociedad Misionera de Londres. En este caso, la lava fluyó a través de la puerta principal de la iglesia, llenándolo hasta una profundidad de hasta dos metros.

Un punto que no fue destruido en el área alrededor de la iglesia de Samoa fue la “Tumba de la Virgen” el legendario lugar de descanso de una monja, en donde la roca fundida pasó por los lados, en lugar de sobre dicha tumba… Esto es notable porque los flujos de lava fueron masivos en su extensión, abarcando 40 millas cuadradas y 120 metros de profundidad en algunos lugares.

2. Iglesia de Mascali, Sicilia, Italia

En 1928, el Etna entró en erupción, enviando flujos de lava que aniquiló la ciudad de Mascali en sólo dos días. La iglesia estaba en el barrio norte de la ciudad y fue uno de los pocos edificios que escaparon a la destrucción total. Antes de que la erupción terminara, la lava destruyó la estación de tren Mascali entrando a la línea de ferrocarril local. Curiosamente, la evacuación y reconstrucción de la ciudad fue aprovechado por Mussolini para hacer propaganda como un ejemplo de la eficacia de su régimen, y el símbolo fascista de la antorcha se puede ver en la nueva iglesia por encima de la estatua de Cristo.

1. Iglesia en ruinas de Misterbianco, Sicilia, Italia

Casi nada en la ciudad de Misterbianco sobrevivió a la furia de los flujos de lava del Etna después de las erupciones del volcán de 1669, nada más que una iglesia cuyas ruinas desmoronadas permanecen hasta hoy. El tronco de la torre del campanario se hizo conocido como Campanarazzu, se puede ver la lava solidificada rodear la estructura con sus paredes en ruinas. Misterbianco estaba a pocos kilómetros al oeste de la ciudad de Catania y fue una de los por lo menos 10 asentamientos destruidos por la más grande y destructiva erupción del Monte Etna.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este