Las mujeres no son las únicas víctimas de acoso sexual en el lugar de trabajo… En 2010, hubo 11.717 denuncias de acoso sexual en los EE.UU, de esos cargos, el 17,6% fueron de hombres, frente al 11,6% en 1997. Este número podría ser atribuido a más personas que reportaron acoso sexual, aunque aún hoy en día se estima que sólo el 15.5% de las víctimas denuncian formalmente el acoso.
¿Qué constituye exactamente el acoso sexual?
De acuerdo con la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los EE.UU., “El acoso no tiene por qué ser de naturaleza sexual” y “puede incluir comentarios ofensivos sobre el sexo de una persona.”
Echemos un vistazo a las siguientes imágenes para ejemplos más específicos de como luce el acoso sexual en el sitio de trabajo:
El contacto físico / corporal como dar palmaditas, agarrar o interferir con la capacidad del empleado para moverse.

Chistes, gestos, comentarios y réplicas no deseados.
Constantes y reiteradas solicitudes para una cita, o coqueteo no deseado.
Difundir fotos o correos sexuales degradantes, por todo el lugar de trabajo, incluyendo su propio puesto de trabajo.
Mostrar objetos, dibujos o carteles sexualmente sugerentes en el lugar de trabajo.
Reproducir películas, música, juegos o video clips sexualmente sugerentes en el lugar de trabajo.
El acoso sexual es un serio problema que puede estar ocurriendo en cualquier empresa de cualquier país…
Si te preguntas, que puede hacer tu empresa para protegerse y evitar de demandas por acoso sexual, veamos las siguientes recomendaciones:
Establecer un política de cero tolerancia.
Crear conciencia en su lugar de trabajo a través de capacitaciones obligatorias para sus empleados.

Como el dueño del negocio, hágase plenamente consciente de la ley, para que pueda manejar cualquier situación que surja.

Tome todas las denuncias de acoso por parte de sus empleados en serio. Actúe de forma inmediata para investigar y resolver la situación, y haga que los afectados se sientan seguros en su lugar de trabajo.

Documente todos los casos reportados en el lugar de trabajo, hasta el más mínimo detalle, en caso de que se convierta en un problema mayor.

Pero lo más importante, protéjase de las situaciones que puedan convertirse en un problema legal, teniendo una cobertura adecuada de seguro por acoso sexual, como parte de su póliza de seguro de empleo de prácticas de responsabilidad civil.

Estas gráficas fueron realizadas por Bolt Insurance Agency

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este