Desafortunadamente, probar este hecho al 100% es imposible, pero sin embargo, existen algunas evidencia que parecieran señalas que Li Ching Yuen es, supuestamente, el hombre más viejo que haya existido en el mundo.
Li Chin Yuen nació, probablemente, en 1677, según los papeles que tenía un amigo suyo y que fueron mostrados al New York Times en 1933. En ellos aparecía una felicitación a Li por su 150 y 200 cumpleaños.  

Nacido en Sichuan, China y a la edad de 10 años, Lee comenzó a trabajar, desde niño aprendió artes marciales y viajó a diferentes regiones de su país a recolectar hierbas medicinales y piedras de colorines. Después, toda su vida la dedico a la ascética práctica de «alquimia interna» (esta práctica consistente en ingerir los ingredientes y después hacer ejercicio para que se mezclen bien) comiendo sólo arroz y caldo de hierbas, mientras residía en el templo taoísta de Yu Qing del monte Lao Shan (no es un lugar inventado).
Devoto asiduo del taoísmo, Li prácticamente abandonó el dormir para practicar Bu Dao Dan toda la noche durante décadas (si un ser humano deja de dormir durante 7 días muere). A pesar de ser nonagenario, se rejuveneció delicadamente manteniendo una complexión fuerte, con agilidad de movimientos, una voz sonora, una mente aguda, y en general robusto y cordial.
Era un experto boticario y además se sabe que tenía las uñas de su mano derecha muy largas, de 155 centímetros.
En 1749, se trasladó a Kai Xian para unirse al ejército chino como un maestro de artes marciales y asesor táctico.
En 1927, fue invitado a un palacio de su región natal por el general Yang Sen, amigo suyo, quien estaba muy interesado por la fuerza y juventud que tenía Li a pesar de su avanzada edad. Cuando se le preguntó a Li cómo estaba tan bien conservado, dijo que tenía que “mantener la tranquilidad del corazón, siéntate como una tortuga, camina rápido como una paloma, y duerme como un perro.” En la residencia de este general le tomaron una foto, la única existente de Li.
Al volver a casa, murió un año después. Algunos dicen que por causas naturales, mientras que otros afirman que le dijo a sus amigos… “he hecho todo lo que tengo que hacer en este mundo. Ahora voy a ir a casa
Después de la muerte de Li, el general Yang Sen se dedico a investigar sobre la verdad y confirmo que era cierto. Él escribió un informe que fue publicado en 1933, donde mostraba entrevistas con personas del pueblo natal de Li, algunos recordaban haberlo visto cuando eran niños, y que no había envejecido mucho durante su vida. Otros informaron que había sido amigo de sus abuelos.
De acuerdo con el obituario publicado en 1933 por la revista Time de New York Times, Li Ching-Yun informaba que había enterrado a 23 esposas y tenía unos 180 descendientes.
Muere el 06 de mayo 1933.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este