El fotógrafo estadounidense Jill Greenberg es muy conocido por su controvertida serie de “niños que lloran.

En el portafolio de Jill Greenberg, existe una gran cantidad de retratos: celebridades, animales y gente interesante. Sin embargo, en 2005 el famoso fotógrafo hizo su proyecto con la imagen de niños llorando.

Las fotografías son de niños llenos de lágrimas, que se retorcían de ira y entraban en histeria.

La ira o el resentimiento de los niños – este es el más puro de todas las emociones humanas, dijo Jill Greenberg. El dolor de los niños – la amargura y las lágrimas de los niños – es lo más sincero.

Jill Greenberg constantemente ha recibido ataques y acusaciones por parte de personas que al ver las imágenes piensan que se provoco a los niños, el autor deja bien claro que no existió ningún tipo de abuso con los niños, sostiene que a ninguno de los niños fotografiados se le causo el menor daño.

Una madre sabe por experiencia propia lo fácil que los niños pueden iniciar un grito por cualquier cosa, pero después de un par de minutos puede estar riendo y se le olvido su dolor.

Personalmente me parece que muchas veces las rabietas de los niños no es un sentimiento puro, sino al contrario una manera de obtener lo que quieren, con tal de dejar en vergüenza a sus padres… o simplemente hay padres que prefieren cumplir con el capricho de su niño para evitar la rabieta, pero eso ya es otro tema.

La tarea de este fotógrafo – es captar ese momento y aquí están las fotografías.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este