Una de las muchas variaciones fascinantes que existen entre los seres humanos (y otros animales) es la heterocromía del iris, o heterocromía iridum, los términos utilizados para describir a ojos de diferente color en la misma persona.
La heterocromía es causada por exceso o falta de melanina, puede ocurrir como resultado de la genética, enfermedad o lesión, sin embargo, cualquiera que sea su causa, la heterocromía es casi siempre llamativa!

Hay tres tipos de heterocromía del ojo: completa, sectorial y central. Completa es cuando los dos ojos son de colores diferentes – por ejemplo, un ojo marrón y un ojo azul – y es quizás la más sorprendente y ampliamente conocida de las tres.

La heterocromía sectorial se produce cuando hay dos colores en el iris mismo, un toque de otro color que es diferente a la tonalidad dominante.

Heterocromía central es cuando el propio iris tiene dos o más juegos completos de colores, por ejemplo, color azul con un anillo dorado cerca de la pupila o un anillo de color púrpura en el exterior.

En ocasiones, a las personas con heterocromía central se les dice que tienen “ojos de gato”, pero todas las formas de heterocromía son exclusivas de la persona y son fascinantes de ver.

Curiosamente, sólo hay tres pigmentos de colores que conforman la apariencia del iris: azul, marrón y amarillo. Las diferentes cantidades de cada uno determinan el color final del ojo, aunque la heterocromía es otra cosa: como se sugiere, se trata de una coloración inusual, clara u oscura, de la totalidad o parte de un ojo.

La heterocromía es relativamente rara, afecta alrededor de 11 de cada 1.000 personas en los Estados Unidos, pero se puede desarrollar con el tiempo. Puede ser heredado de los padres y se producen como resultado de varias condiciones, tanto genéticos como adquiridos. A pesar de esto, no es necesariamente un signo de problemas de salud subyacentes.

La heterocromía puede ser poco común, pero muchas celebridades las han tenido, entre ellos Kate Bosworth, Jane Seymour, Mila Kunis, y Michael Flatley. Tal vez la disparidad ayuda a que rostros tan famosos se destaquen entre la multitud.

Los animales también pueden nacer o desarrollar la heterocromía, los perros esquimales y los gatos (en especial los gatos blancos) son especialmente conocidos por ello.

Los ojos afectados por heterocromía son alguno de los más bellos y sorprendente del mundo, y para algunos, llenos de misterio.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este