La música en las carreteras se genera por una capa en el asfalto que transmite las vibraciones con el paso de las ruedas sobre la vía. Este tipo de carreteras solo existen, por ahora, en cuatro países: Japón, Corea del Sur, Dinamarca y los EE.UU.

La primera carretera musical, conocida como Asphaltophone, fue fundada en Dinamarca en octubre de 1995 en el proyecto participo el artista Steen Jensen Krarup y Jakob Freud-Magnus. La carretera tiene a todo lo largo unas marcas pronunciadas, separadas con cierta distancia una de la otra, que generan sonido causado por las vibraciones cuando los neumáticos se están moviendo encima de ellas.
Es posible crear melodías diferentes en función de la profundidad y la distancia entre los surcos hechos en la superficie de la carretera. En Japón existen tres carreteras con melodía, cada una de ellas tiene una longitud de 250 Millas. Una de ellas está ubicada en Hokkaido, y las otras dos – en la isla de Honshu, en las prefecturas de Wakayama y Gunma.
Cuanto más cerca están las ranuras, mejor será el sonido, la anchura de los huecos, puede crear variaciones de frecuencias altas y bajas. El camino en Wakayama permite a los conductores escuchar una balada japonesa «Miagete goran yoru no hoshi wo». La carretera en la provincia de Gunma reproduce una canción llamada «Memories of Summer». En Japón estas carreteras que producen melodías se han convertido en atracción turística.

En Corea del Sur se implementaron estas carreteras con la intención de llamar la atención de los conductores en las vías y mejorar el índice de accidentes automovilísticos, según estadísticas, el 68% de los accidentes son culpa de la falta de atención, el sueño o exceso de velocidad. Se modifico una carretera para tocar la melodía “Mary Had a Little Lamb”, su construcción tomó tan solo 4 días.
Otra ruta musical se encuentra en la ciudad Lancaster, California de los EE.UU. fue construida el 5 de septiembre de 2008, la superficie musical tiene una longitud de 400 metros y se escucha la ópera de Gioachino Rossini “Guillermo Tell”. Poco después de su construcción los residentes de las casas vecinas comenzaron a quejarse del aumento de los niveles de ruido. Un mes más tarde, después de numerosas quejas el camino musical se amplió a 3,2 km lejos de los edificios residenciales. La carretera, llamada Civic Musical Road, hizo que Honda recibiera un disparo en la publicidad de coches. Curiosamente, la melodía no depende del diseño del auto o de la velocidad.

Los puntos de vista de los conductores sobre estas carreteras son muy variados, algunos creen que las superficies onduladas en las carreteras pueden dar lugar a accidentes. Otros alegan que esta música impide el sueño de los ciudadanos residentes cerca de estas zonas.
¿Tú qué opinas? A mí me daría curiosidad pasar por una carretera de este tipo.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este