Dai Guohong perdió sus piernas en 2008, durante el terremoto que azoto la localidad de Wenchuan, en China, quedo atrapado cuando el techo de su escuela le cayó encima, sepultándolo junto con 52 de sus compañeros de clase. Sólo 26 de ellos sobrevivieron.

Pero Dai Guohong nunca se dio por vencido, comenzó a nadar y entrenar.

Después de entrenar durante dos meses, participó en el campeonato de natación discapacitados nacionales yconsiguio el tercer puesto en 100 metros estilo espalda.

Ahora se prepara para los Juegos Paraolímpicos, entrena hasta 6 horas diarias.

En lugar de reprimirse mentalmente se levantó por encima de sus limitaciones físicas para convertirse en uno de los mejores nadadores de China.
Dai Guohong utiliza prótesis en su vida cotidiana.
También le gusta pasar tiempo con su novia y su padre.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este