Es curioso y divertido ver hasta qué punto llega la gente a considerar que las modificaciones en su cuerpo son perfectas, un ejemplo de esto es Kristina Rei, una manicurista de 22 años de San Petersburgo, Rusia, que tiene una obsesión con el tamaño de sus labios. Una obsesión, que al día de hoy le da el titulo de la mujer con los labios más grandes del mundo.

En realidad hoy en día no es raro encontrar mujeres que optaron por un cuchillo o una aguja para realzar su belleza. Pero, ¿qué ha hecho Kristina para ir más allá de las definiciones de mejoras estéticas regulares? Pues… ha soportado más de 100 inyecciones de silicona en los labios, y ha gastado alrededor de £ 4,000 ($ 6,200) en ellos.
Kristina afirma que su objetivo es parecerse al personaje de dibujos animados Jessica Rabbit, a quien ella afirma, es su idea de una mujer perfecta. Ella estaba satisfecha con sus delgados labios desde que nació pero luego le empezó a invadir la envidia al ver a sus hermanas con grandes labios, carnosos. Por cierto, Kristina fue acosada y molestada por sus compañeros de escuela que la tildaban como algo “feo”. Esto la llevó a creer que podía ser más hermosa si sus labios eran más grandes. Kristina decidió mejorar sus labios por primera vez cuando ella tenía 17 años de edad. Cuando vio los resultados se sintió feliz y simplemente no pudo parar de inyectar sus labios. Se da cuenta de que ella podría ser una adicta, pero aún así no tiene planes de parar. Comento “Yo quiero ser más extrema. Quiero verme como el personaje de los dibujos animados. Soy fanática de ella. Me encanta.”
Sin embargo, lo que Kristina llama hermosa, de hecho, parece extraño para muchos. Sus primeras fotografías donde ya salía con los labios inyectados de silicona para muchos podría ser ya suficiente. Afirma que es consciente del hecho de que muchas personas piensan que se ve rara. Pero ella dice que esto no le afecta a nadie. “Mis labios grandes han ayudado a aumentar mi confianza. Incluso mis padres están felices por mí. Tanto que realmente no se preocupan por mi apariencia. Algunos de mis amigos me han dicho que no debo hacerlos más grandes, pero no estoy satisfecha.
Kristina, que es soltera y nunca ha tenido un novio, planea también operar su nariz, hacerse una cirugía de senos y también hacer que sus orejas se vean puntiagudas como un elfo, cuando tenga la disponibilidad económica para hacerlo… “Es bueno ser diferente”, dice.
Kristina Rei con 15 años
Es impresionante lo que las operaciones estéticas hacen e influyen en la autoestima o ideas de una persona… ¿Alguna vez te hiciste un tratamiento estético o planeas hacer alguno? Comenta!

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este