Cuando se trata de excusas por llegar tarde al trabajo, un nuevo estudio muestra que los empleados estadounidenses son bastante creativos.
Mientras que el tráfico y la falta de sueño encabezan la encuesta realizada por CareerBuilder, hay una amplia gama de excusas bastante inusuales… La creatividad puede ser necesaria dado el número de veces que son necesarias excusas: según el estudio, el 16% de los empleados llegan tarde al trabajo una vez por semana o más, y cerca del 30% llega tarde al menos una vez al mes.

Algunas de las justificaciones más extravagantes notificadas por los empleadores fueron:
  • El gato del empleado tenía hipo.
  • El empleado se distrajo mirando el programa matutino “Today Show”.
  • El empleado pensó que había ganado la lotería (pero no la ganó).
  • Un compañero enojado del empleado cortó el cable del cargador de su teléfono celular, por lo que su teléfono no se cargó y la alarma no sonó.
  • El empleado creyó que su tiempo de viaje contaba cómo horas de trabajo.
  • El empleado afirmó que un zorro le había robado las llaves del coche.
  • La pierna del empleado quedó atrapada entre un vagón de metro y la plataforma (que resultó ser cierto).
  • El empleado dijo que no había llegado tarde, porque él no tenía intenciones de ir a trabajar antes de las 9 am (su hora de inicio era a las 8 am)
  • El empleado llegó tarde debido a una entrevista de trabajo con otra empresa.
  • El empleado tuvo que atender una llamada personal del gobernador del estado (que resultó ser cierto).
El estudio se basó en una encuesta realizada a más de 3.000 directores y profesionales de recursos humanos y 7.780 trabajadores de los EE.UU.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este