Trate de imaginar el color verde rojizo, no el suave marrón que se obtiene al mezclar los dos pigmentos, sino más bien el color que luciría como el rojo y un poco como el verde. O, en su lugar, trate de imaginar el color amarillo azulado, pero no el verde, sería un tono similar al color amarillo y azul.
¿Está su mente en blanco? Eso es porque, a pesar de que los colores existen, probablemente nunca los ha visto. Los colores verde rojizo y amarillo azulado son los llamados “colores prohibidos“, compuesto por pares de tonos cuyas frecuencias de luz se anulan automáticamente entre sí en el ojo humano, por lo que se supone que son imposible de ver al mismo tiempo.

La limitación resulta de la forma en que percibimos los colores en primer lugar. Las células de la retina llamadas “neuronas oponente” se activan cuando son estimuladas por la luz roja y este frenesí de actividad le dice al cerebro que estamos viendo algo rojo, sin embargo, esas mismas neuronas oponentes son inhibidas por la luz verde y la ausencia de actividad le dice al cerebro que estamos viendo verde. Del mismo modo, la luz amarilla excita otro conjunto de neuronas oponente, pero la luz azul las inhibe.
La mayoría de los colores inducen a una mezcla de efectos en ambos conjuntos de neuronas, por lo que nuestro cerebro puede descifrar e identificar los colores, no obstante, la luz roja cancela el efecto de la luz verde (el amarillo y azul de igual forma), por lo que no podemos percibir esos colores cuando provienen del mismo lugar.
A pesar de dicha limitante, los científicos han estado buscando la forma de que logremos ver esos colores, bajo condiciones especificas. Uno de los experimentos más famosos fue el realizado por Hewitt Crane y Thomas Piantanida en 1983, los cuales construyeron un maquina que mostraba el color rojo para un ojo, y el color verde para el otro ojo, permitiendo la mezcla de los dos colores en el celebro, algunos de los voluntarios afirman haber visto colores completamente nuevos, sin embargo, otros investigadores rechazan este experimento, dado que la mezcla de los 2 colores debe generarse en la retina, no en el cerebro, y que esos colores eran en realidad colores intermedios.
Tal vez nunca experimentemos estos colores imposibles, aunque tal vez, algún día, alguien invente un visor de color prohibido con un rastreador de ojos incorporado, y cuando logremos verlo, será como ver el púrpura por primera vez.
Pueden conocer más sobre estos colores prohibidos en el siguiente enlace de wikipedia
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este