La palabra gourmet tiene ascendencia francesa y el significado original estaba designado a los amantes del buen vino o a los verdaderos conocedores de cocina, alimentos e incluso algunas bebidas, que estaban elaboradas en la alta cocina relacionada con el arte culinario. Por lo cual cuando un producto lo llamamos gourmet es porque ha sido elaborado con la más alta calidad y el resultado, en este caso su sabor, está reservado para las mayores experiencias gastronómicas, o para los paladares más exquisitos.

En consecuencia los productos gourmet o comidas gourmet son generalmente más costosos que sus homólogos no gourmet. Pero por lo general estos placeres forman parte de muchas mesas, siempre cautivando a los comensales con la mejor autenticidad y calidad.
Si queremos sorprender o premiarnos podemos encontrar una tienda gourmet que nos fascine con la calidad de sus productos donde seguramente obtendremos una excelente atención personalizada y además llena de conocimiento, donde nos hablaran sobre el aroma, sabor, forma de producción, embalaje, edad, disciplina, técnicas, o el tipo de materias primas utilizadas en su preparación.
Cada vez se van sumando más adeptos o fanáticos de los productos gourmet, clientes exigentes con el más alto grado, consumidores sofisticados, curiosos, críticos, con objetivos claros y dispuestos a probar cosas nuevas. El Gourmet es un segmento que tiene un enorme potencial para el crecimiento, la distribución y la industria alimentaria.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este