Muchos de los graffitis son considerados un acto vandálico. Estos dibujos en aerosol son señalados por muchas personas como obras de vandalismo en espacios públicos. Lo que sí es cierto es que afectan un poco a la contaminación y ni siempre son tan estéticamente agradables, mucho menos impresionantes, agregando que algunos son hechos en los lugares menos adecuados. Con esta idea se quiere incentivar el grafiti ecológico, mostrando que además se puede ayudar a que el espacio donde se realice se vea más bonito.

Para realizar la “pintura o tinta” que se utiliza en este tipo de graffitis se necesita:
– Musgo (una buena cantidad).
– Una lata de cerveza o una taza de leche o yogurt, cualquiera de los tres. Esto se utiliza como alimento para el musgo.
– 2 tazas de agua.
– 1/2 cucharada de azúcar.

Parece una receta de cocina, pero no lo es. Necesitarás también un envase profundo, una licuadora y una brocha para pintar.

Primero, lava el musgo, de manera que quites la mayor cantidad de tierra posible. Después desmenuza el musgo en pequeños pedazos y mételo a la licuadora. Añade la cerveza, la leche o el yogurt, más el azúcar.
Con esta mezcla, realiza tu graffiti, luego solo tendrás que humedecerlo semanalmente.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este