Kiviaq, el nombre suena exótico, pero espera a oír cómo se prepara, te garantizo que perderás el apetito por completo. Imagínese un plato de comida tan penetrante y maloliente que las personas lo comen fuera de sus casas, para evitar que el olor apestoso quede impregnado en el comedor durante varias semanas.

El plato es una especialidad de invierno y ha sido consumida por los esquimales en el norte de Groenlandia durante siglos. La preparación de Kiviaq en realidad implica un ingenioso método de almacenamiento de alimentos que surgió debido a la grave escasez de alimentos durante los meses fríos.

Se trata de un plato hecho con aves marinas fermentadas, por lo que es bastante difícil de digerir para aquellos que no están acostumbrados a ello. Sí, has leído bien, las aves marinas fermentadas son más o menos la esencia del plato, y para hacerlo aun más apetitoso, se comen crudas.

La preparación es algo como esto: una foca es desollada para utilizar su piel como contenedor, la piel es cocida hasta darle la forma de una bolsa o saco, se rellena hasta el borde con alrededor de 300 a 500 aves alca pequeñas, cuando la bolsa está completamente llena se cierra con sutura y se unta grasa de la foca sobre las costuras para mantener alejadas a las moscas. Por último, se deja fermentar debajo de un montón de piedras por un mínimo de 3 meses, aunque en ocasiones se ha dejado fermentar hasta 18 meses.
En la temporada de invierno duras, la caza de carne fresca se hace imposible, debido a la oscuridad y al hielo inseguro, es durante esos periodos que las bolsas de carne fermentada son abiertas y los pájaros son comidos crudos.
Gracias a la grasa de foca, la carne de las aves es preservada y ablandada, por lo que a excepción de las plumas, todas las partes del ave se come, incluso los huesos. Kiviaq es considerado un manjar, siendo la comida predilecta para celebraciones y festivales.
Este insólito plato representa un método ingenioso para la conservación de alimentos, lo que permite sobrevivir en condiciones difíciles, sin embargo, espero no tener que oler o probar el Kiviaq en ningún momento de mi vida…
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este