¿Qué se obtiene cuando se combinan los perros calientes y los ataúdes? Los Dead Dogs, por supuesto! El nombre puede ser un poco impactante, pero estos perros calientes son preparados y vendidos desde el interior de un ataúd negro y son para morirse.

Dead Dogs fue fundada en la más inusual de las circunstancias. El propietario, “La Barbera”, un coleccionista de autos y desarrollador de centros de ventas, no tenía intención de entrar en el negocio de los alimentos. Fue su amor por los coches que lo llevó a la creación de esta extraña tienda de perros calientes. Él gano una licitación de un coche fúnebre marca Cadillac en $ 12.000 el año pasado. Lo que no sabía y se enteró después de que el coche fuera entregado, es que tenía un enorme ataúd. Durante un tiempo no tuvo idea de qué hacer con él, pero después llego la idea de adaptar el coche fúnebre en un carrito de Hot Dogs. “Fue sólo una idea que me vino a la cabeza”, dice él con 64 años de edad.

La Barbera, hizo uso de sus habilidades de restauración y comenzó por la amortiguación en el interior del ataúd. Luego le coloco una estufa de gas propano para crear el vapor para los perros calientes. Su tecnología patentada es capaz de hacer uno en tan sólo 15 segundos, o 200 en 30 minutos. El socio de La Barbera es Frank Leamy, el dueño de una cadena de restaurantes italianos. Juntos crearon los famosos Hot Dogs de la marca Hoffy. La compañía ahora se llama – ‘Dead Dogs, Ltd: Bite Me!’ Si bien el concepto es todavía muy nuevo y el mercado se está poniendo a prueba, las personas que pasan cerca de este vehículo de perros calientes parece muy interesada.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este