Un hombre desempleado austríaco se cortó su propio pie con una sierra, para evitar ser encontrado en condiciones de volver a trabajar.
Horas antes de su cita con la oficina de empleo, para verificar su estado de salud, el hombre de 56 años de edad sujetó su pierna izquierda contra una sierra eléctrica en el taller de su casa y se cortó el pie justo encima del tobillo.

Sangrando abundantemente, el hombre tiró el pie en un horno, cojeó a su garaje y llamó a la ambulancia. La operación de emergencia no pudo volver a colocar el pie en su lugar.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este