En Japón, inventan cada cosa… Incluso existe una competencia para ver cual bebé llora más fuerte. Mientras que en el mundo occidental, a ninguna madre le gusta que su bebé empiece a llorar, Japón es otra cultura, creen que el llanto es saludable para los bebés y aleja los malos espíritus. Una antigua creencia japonesa dice que las lágrimas pueden asegurar una buena salud para los niños
La competencia conocida como Naki Sumo o Nakizumo Festival, es antigua y tradicional. Hace más de 400 años que el evento se realiza anualmente en Asakusa Sensoji Temple, el cuarto domingo del mes de abril, de 12:30 a 15:00.

Las madres que quieren que sus hijos participen en la competencia, llevan a sus bebés menores de un año al templo y en parejas son levantados por luchadores de sumo. Un juez determinará cuál de los bebés lloraba más y más alto para declararlo ganador.
A menudo, no siempre salen las cosas según lo esperado y los bebés pueden sonreír en vez de llorar. En tales casos, hay unas personas que acompañan el evento que se encargan de hacer muecas, y si es necesario, hasta que el juez ayuda, usando una máscara de ONI (Los oni (鬼?) son criaturas del folclore japonés, similares a los demonios u ogros occidentales. Son personajes populares en el arte, literatura y teatro japoneses.) y gritándole a los bebes Naki! Naki! (Llora! Llora!).
Los niños se mantienen en el aire, porque se cree que de esta manera, las lágrimas de los bebés están más cerca del cielo. Durante la competición, los padres rezan por la buena salud de sus hijos y creen que los espíritus del mal van a ser expulsados durante el festival, que se lleva a cabo en todo Japón
Aunque pueda parecer cruel para los pobres niños, hay que tener en cuenta que se trata de otra cultura y se debe respetar. Pero de que es extraño, lo es! Espero que esto no se convierta en un trauma para los niños.
Fuente 1 y 2
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este