Un hombre británico de origen asiático fue arrestado en Tailandia después que la policía le encontró en posesión de seis fetos humanos que habían sido asados y cubiertos en oro, para ser utilizado en ritual de magia negra.

El hombre, Chow Hok Kuen, de 28 años, confesó a la policía que había comprado los fetos a un hombre taiwanés unos días antes por 200.000 bahts (6.382 dólares), y tenía la intención de ingresarlos ilegalmente a Taiwán, donde habría sido capaz de venderlos por lo menos seis veces esa cantidad.
A pesar de que los fetos fueron encontrados en un hotel diferente en el que Chow se estaba hospedando, en el distrito Chinatown de Bangkok, fueron encontrados en un equipaje a su nombre.

Los fetos, los cuales fueron tatuados y adornados con perlas religiosas, mostraron un desarrollo entre dos a ocho meses, dijo la policía.
Chow se enfrenta a un año de prisión y una multa de 2.000 baht si es encontrado culpable.
La adoración de los fetos es una antigua práctica budista llamada Kuman Thong. Este ritual, de acuerdo a la magia negra Tailandesa, traen buena suerte y protección del peligro, y se mantienen a menudo en santuarios por parte de la comunidad china.
En la práctica actual, los fetos han sido reemplazados por efigies de madera.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este