Antes de empezar a leer el post es importante que sepas que la Tanorexia es la adicción al bronceado, este termino se utiliza para señalar la adicción que tienen algunas personas de alcanzar un tono de piel más oscuro del original de cualquier forma, ya sea naturalmente con el sol, por cámaras de bronceados con rayos UV o incluso hasta con cremas y geles que simulan este bronceado, a la final es una adicción.
A continuación le traemos unas imágenes de personas que sufren de tanorexia, seguramente ellos no se dan cuenta de su condición creen que están tan perfectos y bellos que colocarían estas imágenes como fondos de pantalla en sus computadoras.

La mujer que ven en esta foto es Patricia Krentcil y es una madre que esta acusada de someter a su hija de 5 años de edad a cámaras de bronceado. Ella misma se ha sometido a estos “tratamientos de belleza”.

Esta mujer se sometió a un bronceado extremo sin percatarse en la posición que tenía y ahora tiene al rededor de su cuello una franja blanca muy llamativa en contraste con su nuevo color.
Christina Aguilera es famosa por los desastres que hace con su imagen, aquí esta la fotografiá de su momento de tanorexia.

Esta chica paso de ser una linda conejita rubia a una loca y fea obsesionada por la tanorexia.
Los “body builders” también están obsesionados con los bronceados falsos, aquí uno sin bronceado y otro demasiado bronceado.
Paris Hilton no se quedo atrás y también paso por su momento de tanorexia… perdió todo su glamour!
Ganguro, tiene literalmente su cara negra, ella es una tendencia en la moda japonesa además de ser muy popular entre las chicas de Japón. Alcanzo su máximo de popularidad a principios del año 2000 luciendo un look bastante extraño que consistía llevar su cabello totalmente blanqueado, su piel bien tostada como el color de la canela, ojos delineados con un grueso color blanco, pestañas postizas, zapatos de plataforma y trajes con colores brillantes.

Estas son otras personas que hay sufrido de tanorexia,

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este