Un hombre que tenía un tumor poco frecuente del tamaño de un melón, fue eliminado de sus costillas, pero tuvieron que reconstruir su pecho con cemento.

Tres cirujanos pasaron seis horas en eliminar el tumor canceroso de 1,5 kg, de Marek Barden, de 40 años. En el proceso tuvieron que también retirar seis costillas, el revestimiento de su pulmón izquierdo y parte de su diafragma.

Los médicos luego sustituyeron sus costillas con un panel de cemento acrílico de 25 cm cuadrados y utilizaron los músculos del hombro para reparar el diafragma.
El trabajador de la iglesia de Knowle, Bristol, notó un bulto en el costado hace aproximadamente un año, pero lo ignoró pensando que se trataba de un accidente de bicicleta, sin embargo, una exploración en agosto pasado reveló un tumor canceroso raro (Condrosarcoma) y los médicos le dieron sólo seis meses de vida si no se trataba.

El cirujano plástico Paul Wilson, quien ayudó a realizar la operación, dijo que el tumor de Marek fue uno de los más grandes que su equipo había visto en su vida.
Pasó seis días en cuidados intensivos antes de ser dado de alta del hospital y sorprendentemente no fue necesario ningún tratamiento adicional.
Marek Barden comenta: “Me considero el hombre biónico, debido a mi panel de concreto. Fui al hospital preparado para morir, pero soy un luchador. Puedo sentirlo, los pequeños bultos o las protuberancias, pero realmente no tengo la sensación de esa parte de mi cuerpo en absoluto, pero me he acostumbrado a eso. Tuve mucha suerte.”

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este