Un telescopio espacial ha capturado una nueva visión del momento justo después del Big Bang, hace 13.7 mil millones de años.

Las imágenes anteriores fueron capturadas por el Telescopio Espacial Spitzer y muestran las luces llameantes de algunas de las primeras estrellas que se formaron después del Big Bang, que dio origen al universo como lo conocemos.

Alexander Kashlinsky de los Vuelos Espaciales Goddard de la NASA escribió: “Estos objetos habrían sido tremendamente brillantes.”
“Todavía no podemos descartar las fuentes misteriosas de esta luz que puede provenir de nuestro universo cercano, pero ahora se está volviendo cada vez más probable que estemos mirando de reojo a una época antigua. Spitzer está estableciendo una hoja de ruta para el próximo Telescopio James Webb de la NASA, que nos dirá exactamente qué y donde estos primeros objetos estaban.”
Kashlinsky dijo que las imágenes pueden ayudar a desbloquear los misterios de la gran explosión o Big Bang.
Él escribió: “Podemos reunir pistas a partir de las luces emitidas por los primeros fuegos artificiales del universo. Esto nos está enseñando que las fuentes, o “chispas”, están quemando intensamente su combustible nuclear. “

Impresión artística del telescopio Spitzer, que fue lanzado en el 2003 y situado en el espacio profundo

El Telescopio Espacial Spitzer monitorea la radiación infrarroja emitida por los objetos del sistema solar y más allá. Con un espejo de 85 cm y tres instrumentos científicos es capaz de estudiar objetos en el sistema solar, así como aquellos en los lejanos confines del universo.

En marzo, más de 35.000 aficionados a la astronomía analizaron los datos del telescopio espacial Spitzer, y encontraron burbujas en el espacio, expulsadas por estrellas jóvenes y calientes, dentro del gas y polvo a su alrededor.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este