Tang Shuquan de la ciudad de Chengdu en China, lleva años trabajando en contorsionar la cara en las más horribles formas posibles. El miércoles fue recompensado por sus años de duro trabajo con un premio de 8.026€ y la medalla de Guinness por la cara más retorcida del mundo.

Confiado en su experiencia, de 43 años de edad, es difícil dar la vuelta y que el público no lo eligiese a él. La persona que ganase iba a recibir 10.000 dólares, informó la Associated Press.
Shuquan, que se ve perfectamente normal cuando no está contorsionando la cara, puede sobresalir la mandíbula tan arriba que cubre los labios y morderse la nariz. La mueca extraña se llama «gurning». Nada atractiva.
Shuquan es conocido como el Rey de los rostros deformados por los medios de comunicación chinos, según la AP. Shuquan compitió en el espectáculo Mundial de Records Guinness en Italia en marzo, y finalmente se le ha concedido la medalla de Guinness.

Fuente 1 y 2
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este