La mayoría de los ladrones enmascarados optan por un pasamontañas para ocultar su verdadera identidad, pero no éste sujeto. Henley Stephenson, de 41 años, eludió a la policía durante más de diez años gracias a una máscara de látex extraordinariamente realista, que lo convirtió en un hombre blanco de cabeza rapada.
Los oficiales descubrieron que el hombre era de color, cuando finalmente fue atrapado, tras una serie de ataques armados que se remontan a 1999.

La policía cree que la máscara pudo haber sido utilizado en varias ocasiones y han pedido a sus colegas que investiguen los casos no resueltos de un ladrón blanco.

Stephenson apuntando con un arma a un miembro del personal durante un asalto a una tienda de apuestas en Harrow, Inglaterra

Stephenson amenaza disparando la pistola en el techo, mientras el personal y los clientes huyen

Stephenson fue encarcelado por un total de 14 años por su participación en este ataque y otros robos

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este