La muerte está siempre observando y esperando, sí, siempre, no importa si usted está viendo la televisión en el sofá, o colocando algunos estantes nuevos, el reclamante de almas está siempre a tus espaldas.
Como podremos ver en los siguientes ejemplos horripilantes, la muerte puede actuar incluso en uno de los pocos lugares en donde podemos tener paz y tranquilidad, en el baño!
12.- El hombre anónimo de Johannesburgo

En mayo del 2002, un hombre de 74 años de edad, de Johannesburgo, se desangró hasta la muerte debido a los cortes que recibió después de caer sobre la porcelana destrozada de un inodoro, que se había derrumbado por su peso.

11.- Jane Runchman

Jane Runchman, una mujer de 48 años de edad, de Louisville, Kentucky, murió en marzo de 1986, después de resbalarse en un cuarto de baño que tenía el inodoro roto. La principal causa de muerte fue una lesión que sufrió en la cabeza, pero ella también sufrió una fractura en la pierna y la muñeca.

10.- Ladrón Anónimo

Un ladrón intentó robar a una casa en Los Angeles en 1992, pero murió cuando se resbaló en el piso, después de haber entrado a través de una ventana del baño y cayó de cabeza contra el inodoro.

9.- Laurence Baker

El 1 de enero de 1997, el asesino convicto Laurence Baker, murió mientras cumplía una sentencia de cadena perpetua en una cárcel de Pittsburgh. Fue electrocutado por una falla en los auriculares de fabricación casera, mientras miraba un televisor portátil sobre el inodoro de metal de su celda.

8.- Kenneth Matthews

Kenneth Matthews, un hombre de 58 años de edad, de Moss Bluff, Florida, fue golpeado a muerte por el compañero de piso Franklin Cuervo, en febrero de 2006. La razón para el ataque violento, era que “no había papel higiénico” en el cuarto de baño que compartían.

7.- Conductor Anónimo

Un camión que llevaba varios inodoros viró para evitar chocar con un cubo de basura, que estaba rodado en la carretera del condado de Clackamas, Oregon. Esto ocasionó que varios inodoros cayeran sobre el tráfico que estaba detrás del camión. Una taza del inodoro se estrelló contra el parabrisas de un coche, ocasionando un accidente que mató a su conductor.

6.- Anais Gloreaux
Anais Gloreaux de 33 años de edad, que procedía de la ciudad norteña Belga de Pulle, había pasado la tarde de un sábado del 2005 bebiendo licor con varios de sus amigos más cercanos. De camino a casa, ella decidió tomar un atajo por el cementerio de la ciudad.
Necesitando responder a una llamada urgente de la naturaleza, Gloreaux se agachó entre las tumbas para hacer sus necesidades, mientras trataba de levantarse después de terminar el acto, perdió el equilibrio y se agarró de una de las tumbas, lamentablemente, la lápida se derrumbó encima de ella. De acuerdo con la fiscalía, murió de asfixia después de haber sido incapaz de levantar la piedra encima de ella.
5.- Campista Anónimo

En 2001, un campista varón de 32 años de edad murió en Montabaur, Alemania, cuando estaba utilizando el baño del camping y el mismo explotó debido a una acumulación de gas, por fuga en la fosa séptica.

4.- Michael Anderson Godwin

El asesino Michael Anderson Godwin pasó varios años luchando contra la sentencia de muerte en la silla eléctrica, durante su detención en una cárcel de Carolina del Sur. En marzo de 1989, estaba sentado en un asiento de inodoro de metal en su celda cuando intentaba arreglar su televisor portátil, mordió un cable y se electrocutó fatalmente. ¿Qué pasa con las prisiones, los aseos y televisores?

3.- Jacques Soulet

En 1956, Jacques Soulet, un francés de baja estatura, estaba de visita en Nueva York para negocios teatrales. Murió de complicaciones de una lesión genital que sufrió cuando la tapa del inodoro se cayó mientras estaba orinando.

2.- Siete personas. Repetimos: Siete personas

La tragedia envolvió a una pequeña aldea en la provincia Surkhonaryo de Uzbekistán en agosto de 2005. Un padre y un hijo estaban cavando un pozo de 23 pies para el desbordamiento de una letrina al aire libre, pero cayeron en las aguas residuales cuando los lados de la fosa se derrumbaron. Cinco vecinos y familiares que acudieron en su ayuda murieron a causa de la inhalación de gases tóxicos, después de bajar a las aguas residuales para tratar de rescatar a los hombres.

1.- Ramonito Yuson
Ramonito Yuson, un conductor de taxi de 37 años de edad de Manila, Filipinas, recibió una descarga mortal cuando hizo una parada ilícita para contestar una llamada de la naturaleza. Se detuvo en una calle tranquila en el barrio de Intramuros, a primeras horas de un sábado del 2002.

Yuson ignoró los reglamentos locales que impedían orinar en público y se puso a orinar contra un poste de luz, por desgracia para él, había un cable expuesto en su base y la electricidad de la farola se arqueó a lo largo de la corriente de la orina, electrocutándolo.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este