Estoy cansado de hacer la cama o nunca hago mi cama, son comentarios muy comunes entre jóvenes y no tan jóvenes… y es que la verdad a muy pocos les gusta hacer su cama. Un fabricante de muebles español llamado OHEA elimina todo tipo de excusas posibles. El primer paso, que es el más difícil, es salir de la cama. En caso de que lo logres, la cama a espera tres segundos para comprobar que no está ocupada. A continuación, abre unos ganchos que se encuentran a los lados que hace que las sabanas de estiren casi por arte de magia, al mismo tiempo también tiene un mecanismo en la parte superior que se encarga de poner las almohadas en su sitio.

No tengo ni idea de cuál será el precio, pero seguro esto es lo más parecido a una cama futurista y a la solución de muchas madres e hijos que siempre están en la eterna pelea de “hijo, tienes que hacer tú cama”.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este