El cuerpo humano tiene algunas partes innecesarias. Ya no dependemos de estos órganos o estructuras para cualquier función seria, por lo que se han atrofiado o degenerado hasta tal punto que no cumplen la función a las que estaban destinadas.
Charles Darwin señaló estos vestigios de la anatomía de los seres humanos, y otros animales, como evidencia de la evolución.

 

Aquí están cinco de los órganos inútiles o vestigiales más notables en los seres humanos:


 

El apéndice: Esta pequeña bolsa conectada al intestino grueso, en la unión del intestino delgado, ya no ayuda a la digestión, y ninguno de los 1 de cada 20 personas que se lo han removido parece extrañarlo. En los vertebrados vegetarianos sigue siendo parte del sistema digestivo. Un estudio realizado en 2009 encontró que el apéndice humano podría ser útil, actuando como un almacén importante de bacterias beneficiosas, que en caso de alguna diarrea se dirigirán a las tripas y nos salvara del malestar.
El coxis: Nuestros abuelo no tenían cola, pero si nos remontamos lo suficiente en el árbol genealógico, nuestros antepasados si tenían. Otros mamíferos encuentran sus colas útiles para el equilibrio, pero cuando los humanos aprendieron a caminar, la cola se volvió inútil, y la evolución lo convirtió en sólo algunas vértebras fusionadas que llamamos coxis.
Pezones masculinos: Esta podría sorprenderte, los hombres tienen pezones porque en su inicio en el vientre, el sexo de un feto puede ir en cualquier dirección. En esencia, cada feto comienza hembra, finalmente, la testosterona hace que un feto se forme en hombre o en mujer. Vale la pena señalar que algunos hombres han sido conocidos por lactar y que los hombres también pueden tener cáncer de mama.
Erector pili y el vello corporal: La piel de gallina no es sólo para avisarnos del frío. En muchas criaturas, el miedo y la confrontación causan que las fibras musculares llamadas erector pili se activen, obligando a los pelos de la piel levantarse, haciendo que el animal parezca más grande y más amenazante. Eso hubiera sido útil a nuestros antepasados lejanos, esas bestias peludas!
Muelas del juicio: No es más que un dolor en muchas personas, las muelas del juicio probablemente cumplieron una función en algún momento, piensan los científicos, sin embargo, la mandíbula humana se ha reducido con el tiempo y las muelas del juicio no tienen espacio a dónde crecer. También es posible que la higiene dental sea parte de la culpa, antes de cepillarse los dientes, un joven adulto habría perdido muchos o la mayoría de los dientes y las muelas del juicio entrantes habrían sido oportunas.

 

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este