Investigadores identificaron en la selva tropical brasileña cuatro especies de hongos parásitos “controladores de cerebro”. Estos hongos infectan a las hormigas carpinteras y las convierten en zombies, obligándolas a abandonar sus colonias y morir en lugares donde los hongos pueden crecer y propagarse.

En esta imagen podremos ver al hongo zombificador crecer en la parte superior de la cabeza de esta hormiga muerta.

El hongo toma el control de la hormiga usando sustancias químicas que aún no han sido identificadas, de acuerdo con David Hughes, uno de los investigadores.

Otra imagen del hongo creciendo en una hormiga muerta, cuyo cuerpo se encuentra anclado en una hoja que mordió poco antes de morir.

En una escena digna de una película de terror, una hormiga zombie muerde el cuello de otra hormiga muerta.

Después de que el hongo mata a la hormiga, el crecimiento del hongo entra en erupción sobre la piel de la hormiga muerta, o cutícula, como se muestra aquí.

Un primer plano del hongo, tiene estructura como de una pelota, sobre el tallo del que surgen las esporas.

Las largas esporas de esta nueva especie de hongo, llamada Ophiocordyceps camponoti-Balzani. Cuyo nombre proviene de la hormiga a la cual infecta, la Ophiocordyceps unilateralis, o Cordyceps unilateralis.

Los investigadores observaron que uno de los sitios de estudio se ha convertido en mucho más cálido y seco, un cambio que le atribuyen al calentamiento global. Esto puede ser una buena noticia para las hormigas, que son más capaces de adaptarse al cambio, pero no el hongo. Los investigadores se preocupan de que el cambio puede conducir a la extinción de las especies recién descubiertas.

Aquí, el cadáver de una hormiga zombie aferrada a una vena en la parte inferior de una hoja, tal cual como lo pretendía el hongo “controlador del cerebro”.

La hormiga zombi tiene un ayudante – un hongo hiperparásito. Aquí se muestra una hormiga zombi con el hongo (Cordyceps unilateralis) después de haber sido castrada por el hongo hiperparásito (blanco con un material de color amarillo).

El cuerpo maduro y fructífero del hongo zombie está creciendo a través del cuello de esta pobre hormiga, que también tiene daños causados por un insecto que la mordió y una araña que está haciendo una casa por debajo de su cadáver.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este