Dicen que lo recomendado es beber 2 litros de agua diarios, hay personas que toman mas y algunas toman muchísimo menos que eso… Muchos somos más o menos adictos al agua, pero no tenemos ganas de beber a cada momento del día, y desde luego no consumimos más de 20 litros de agua, por día. Pero Sasha Kennedy lo hace y es definitivamente una adicta al agua.

Beber mucha agua es generalmente considerado como un consejo sano, pero dicen muchos estudios que el consumo excesivo puede ser malo, con 26 años de edad, Sasha Kennedy, de Essex, Inglaterra, es sin duda una exagerada. La joven madre de dos niños dice que bebe unos 25 litros de agua al día, y que no puede estar una hora sin agua, incluso por la noche. Debido a su extraña adicción, Sasha se ve obligado a llevar botellas de agua con ella, dondequiera que va, y tiene que usar el baño hasta 40 veces al día.
La sed insaciable de Kennedy comenzó cuando ella tenía alrededor de dos años de edad. Ella le pedía a sus padres cada vez más agua, lo que hizo que la llevaran a un médico. Después de examinarla, los médicos determinaron que no tenía nada malo, pero a los seis años, su madre tenía que dejar un litro de agua junto a la cama de Sasha, durante la noche. Ella comenzó a llevar botellas de agua a la escuela con ella, y mientras todos los demás niños jugaban durante el recreo, ella pasaba la mayor parte de su tiempo cerca de la fuente de agua. En el momento en que cumplió 13 años, ya estaba bebiendo alrededor de 15 litros de agua por día, y la jarra de la noche fue sustituida por un recipiente de plástico de 5 litros.
A los 16 años, Sasha dejó la escuela y comenzó a trabajar en un almacén de zapatos, donde sus colegas decidieron mover el enfriador de agua al lado de su escritorio, después de notar la cantidad de agua que bebía. En sus 20 años de edad llegó a 20 litros de agua al día, pero su adicción llegó a su máximo cuando comenzó a trabajar desde su casa, para una empresa de telecomunicaciones, en 2007. Ella ahora consume entre 18 y 25 litros de agua cada día, lo que probablemente la convierte en la persona más hidratada del planeta.
“Si siento que mi boca empieza a secarse tengo que conseguir mi próxima dosis de agua. La gente realmente nunca cree que una persona puede beber tanta agua hasta que me conocen – entonces simplemente no pueden creer lo que ven “, dijo Sasha, a Daily Mail. “Siento sed, casi todo el tiempo y siempre tengo que estar bebiendo agua – es un hábito adictivo.” La adicta al agua, dice que su mayor sueño ha sido de una hora y 15 minutos, antes de levantarse para tener que ir a tomar agua o al baño.
Con un consumo promedio en adultos de aproximadamente 200 ml de agua al día, se puede decir que Sasha es un caso bastante raro. Aunque ella se siente bien físicamente, los expertos dicen que este sobre hidratación puede llevar a todo tipo de problemas, e incluso puede ser fatal, en casos excepcionales. Las células de nuestro cuerpo comienzan a hincharse con el exceso de agua, y aunque la mayoría de ellas puede hacer frente a la inflamación, las del cerebro son empujadas contra el cráneo.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este