“Molecule” Molécula, en un café que recién abrió sus puertas al este de Nueva York, y ya ha suscitado una gran controversia cuando comenzó a vender agua de grifo por el precio de $ 2.50 una botella. Puede sonar como una estafa, y muchos piensan que es sólo eso, pero los propietarios dicen que el precio es el adecuado por una muestra de “puro H2O”.

Expertos dicen que el agua de grifo de Nueva York es una de las más seguras y sabrosa del mundo, ya que viene de “una cuenca que es relativamente prístina (pura y sin igual)”, según la ingeniero químico Lorraine Huchler. Pero dos personas pensaron que podían sacarle provecho a esta situación y hacerlo mucho mejor, ellos son, Alejandro Venet y Ruhf Adam quienes decidieron abrir el Café Molecule, en East Village, donde la gente puede comprar agua de grifo purificada a través de un complejo proceso de siete pasos. Ellos tienen esta máquina de $ 25.000 que utiliza luz ultravioleta, tratamientos de ozono, y la ósmosis inversa para producir un agua de grado superior.
Adán Ruhf, quien se mudó a Nueva York desde California, el año pasado, describe el agua local como “terrible“. “No quiero productos químicos en mi agua. No quiero cloro, el cloro es como la lejía. ¿Quieres beber lejía? Nadie quiere beber lejía. Así que esa es mi opinión sobre el agua de grifo de Nueva York“. Es por eso que abrió Molecule, un lugar que se parece más a un laboratorio que a un café, debido a la filtración de una máquina gigante, a un gran tanque conectado a varios tubos y un montón de diales de control. Los propietarios dicen que hasta ahora ninguna de las personas que han probado el agua Molecule se ha quejado del sabor.
Pero no todos están de acuerdo en que Molecule sea agua de primera calidad. Algunos lo llaman agua muerta, porque los minerales en el líquido se retiran junto con los productos químicos, el periodista Steve Cuozzo del New York Post, la califica como tánica y de sabor natural, mientras que otros dicen que es sólo una estafa.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este