La próxima vez que usted esté pasando por un acantilado y vea una tienda de campaña colgando precariamente, con campistas en su interior, no se alarme, es sólo una carpa diseñada para colgar de los bordes de los acantilados, llamada portaledge.

Los Portaledges (o tiendas de campañas colgantes) puede parecer una actividad en busca de emociones fuertes (y realmente lo es), pero la idea en realidad ha existido desde la década de 1950. Durante este tiempo, los alpinistas comenzaron a pasar la noche en las montañas que estaban escalando y comenzaron a buscar nichos cómodos en la ladera de la montaña, para poder hacer sus camas.

Los primeros portaledges fueron utilizados en el Parque Nacional Yosemite y no eran una cuna o hamacas plegables. Los escaladores se sentaban en una silla de lona y descansaban la cabeza en sus mochilas colgantes.

Los temas de seguridad, por supuesto, están siempre presentes. Puede haber trozos de rocas cayendo, incluso hielo dependiendo de la estación del año, además de que darse la vuelta de forma brusca mientras duermes, puede ser también nefasto.

Definitivamente un hobbie peligroso!
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este