Sun Jifa, un campesino chino que perdió sus dos brazos después de que una bomba de fabricación casera explotara antes de tiempo, construyó sus propias prótesis funcionales ya que él no podía permitirse el lujo de comprar unas.

Hace algunos años, Sun Jifa de 51 años de edad, nativo de Guanmashan, provincia de Jilin, al norte de China, estaba trabajando con explosivos diseñados para la pesca, cuando una bomba estalló antes de tiempo dejándolo sin sus dos brazos. Fue llevado al hospital y tratado, pero cuando los médicos le propusieron usar un par de prótesis diseñadas para él y así hacer su vida diaria más fácil, Sun se dio cuenta de que no podía pagarlas. Al mismo tiempo, sabía que necesitaba los dos brazos para trabajar en la granja y mantener a su familia. Fue entonces cuando se decidió construir sus propios brazos artificiales de metal de desecho o chatarras. Después de ocho años de planificación y varios prototipos, finalmente tiene un par de brazos funcionales.
El campesino chino afirma que controla sus miembros biónicos hechos en casa con los movimientos de los codos, y le permiten trabajar y alimentarse por sí mismo como cualquier otra persona normal. El único inconveniente de sus inventos, explica Sun, es que el acero hace que sea muy caliente en verano y muy frío en el invierno. Sin embargo, el agricultor innovador dice que está feliz ya que fue capaz de demostrar a la gente que no tienen por qué pagar una fortuna por unas prótesis creadas por empresas con fines de lucro, y ahora está planeando desarrollar el diseño de otras personas con discapacidad.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este