Enciende la calefacción en el asiento, para mantener la pizza caliente, mientras conduces hacia casa.

Si estas preparando una gran cantidad de maíz, usa un cuchillo eléctrico para cortar los granos. También puedes usar un molde para cocinar pasteles para recoger el maíz y te ayudas a sostener la mazorca en el centro.
Pon la pajita o pitillo para beber el refresco entre el objeto que te ayudo abrirlo para así mantenerlo y evitar que se salga por el gas de la bebida.
Utiliza un molde para muffins al servir los condimentos en una barbacoa (que también te ayudará a reducir la cantidad de vajilla a lavar).
¿No puedes abrir un pistacho? Utiliza uno abierto para abrir otro por la ranura, dóblalo un poco para abrirlo y disfrútalo.
Gira el pan boca abajo y cortarlo por el lado suave. Esto evita que el pan se aplaste, y es más fácil de cortar.
Pincha tus galletas OREO con un tenedor por la parte de la cremita para que tus dedos no se manchen y las cosas no se compliquen cuando las remojas en leche.
¿Necesitas una base para colocar tus libros de cocina, mientras cocinas y que sea de bajo costo?
Los Doritos son excelentes para encender fuego si no tienes más nada con que hacerlo.
Corta el helado con un cuchillo para facilitar las porciones a servir en fiestas o reuniones.
Cortar la carne picada o molida en trozos antes de congelarla para que al momento de descongelarla sea más fácil en partes pequeñas.
La mejor manera de hacer un sándwich sin espacios vacios.
Congela unas uvas para enfriar el vino blanco.
Para unos crujientes tacos, da la vuelta a un molde para muffins al revés, rocía el molde con aceite de cocina y coloca las tortillas, hornéalas por aproximadamente 10 minutos a 375 grados Fahrenheit.
Usa hilo dental sin perfume para cortar tortas, quesos y otros sólidos blandos perfectamente.
Pon una cuchara de madera a través de una olla de agua hirviendo para evitar que esta se desborde.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este