Creo que el pato mandarín es el más hermoso del mundo. Tiene un plumaje brillante el cual hace que en China lo llamen los señores bien vestidos.

Es un pato pequeño, con un peso de 0,4 a 0,7 kilogramos. El plumaje del macho mandarín es muy diferente al de otros patos, muy colorido. De hecho, este pato tiene un aspecto muy inusual.
Estos patos se pueden ver a lo largo de casi todo el año, de septiembre a julio, en la cabeza y el cuello tiene unas largas plumas que forman una gran cresta, adicionalmente la masculina es más grande. Las plumas de las alas parecen un abanico naranja y las plumas de la espalda pueden variar de color entre verde, morado, naranja, rojo, blanco y marrón.
El pato mandarín no solo llama la atención por su apariencia brillante. Tienen una voz muy diferente, no grazna como los demás patos, sino más bien chirriaba suavemente o una especie de silbido.
Anidan en agujeros en los arboles en alturas de hasta 6 metros, estos patos se alimentan tanto de ranas que encuentran en el agua, como de frutos que encuentren en la tierra, sus favoritos son las ranas y las bellotas pero pueden comer semillas de plantas, peces, salamandras, etc… los dos primeros son la clave. Volando es un ave muy rápida y ágil.
Los países donde más se encuentran son Japón, China, Taiwán Corea y Rusia aunque incluso algunos se observan en el este de Mongolia. La población total de patos mandarim a nivel mundial apenas supera los 25.000 pares, la caza de estas aves acuáticas está prohibida por la ley en muchos países a fin de mantener la especie.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este