Chen Guanming, un agricultor de 57 años de edad procedente de China, pasó más de dos años viajando alrededor de 60.000 kilómetros, a través de 16 países, vio inundaciones, zonas de guerra permanente y temperaturas extremas, para llegar a Londres a tiempo para los juegos olímpicos y vivir su “espíritu olímpico”.

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 puede haber terminado, pero las historias extraordinarias relacionadas con el evento monumental siguen apareciendo. Una de esas historias es la de Chen Guanming , un simple granjero de un pueblo de la provincia china de Jiangsu, que viajó todo el camino a Londres de la única manera en que podía permitírselo, con un rickshaw (Consiste en un cochecito ligero, de dos ruedas, abierto o cerrado, pero arrastrado por una persona, tipo una bicicleta modificada).
El viajero audaz dijo que se inspiró para emprender este viaje épico cuando vio el Primer Ministro Inglés aceptando la bandera olímpica, en 2008, y los medios de comunicación invitando a los espectadores de la transmisión en vivo a la próxima edición de los juegos. Chen tomó muy en serio la invitación, y en 2009, comenzó a poner todos sus papeles en orden y se preparo para una aventura inolvidable. Su largo paseo en rickshaw comenzó el 23 de mayo de 2010, en el pueblo donde cultiva arroz y otros alimentos, viajo a través de 16 países, entre ellos Vietnam, Tailandia, Pakistán e Italia.
El Rickshaw de tres ruedas de Chen cargado con sus pertenencias fue su mayor apoyo durante el viaje de dos años. En los primeros países que visitó – Malasia, Tailandia y Vietnam – el agricultor chino encontró una temperatura constante de alrededor de 38 grados Celsius y tuvo que exprimir su ropa siete u ocho veces al día. En Tailandia, se vio envuelto en las devastadoras inundaciones, y en Turquía se enfrentó a las bajas temperaturas de -30 grados Celsius, el mayor de los obstáculo en su viaje fue que le negaron la visa en Birmania. Después de llegar en bicicleta hasta aquí y que además le negaran la entrada, para la mayoría de las personas esto hubiera sido un obstáculo suficiente para darse por vencido y regresar a casa, pero sin inmutarse Chen Guanming pedaleo de regreso al Tíbet, donde tomó su rickshaw y viajo a una altura de hasta 7.000 m por montañas y continuó su viaje. Durante sus viajes, el ambicioso agricultor aprovecho las caridades de algunas personas que conocía durante el viaje.
Llegó a Inglaterra el 6 de julio, después de tomar un ferry en Francia, y se encontraba en Londres el 9 de julio.
Su historia suena tan increíble, que pocos realmente la creerían, pero aunque nadie puede confirmar todo lo que Chen dijo acerca de su viaje, las fotos pegadas en su rickshaw mostrando los diferentes lugares del mundo, las visas en el pasaporte, los recortes de prensa y los mensajes guardados cuidadosamente en su libro son sin duda, lo que vale la pena considerar como pruebas. John Beeston, un corredor de inglés, que lo encontró sin rumbo por las calles de Londres, sin duda le cree y compara su hazaña con los viajes legendarios de Marco Polo. La BBC le pregunto, que piensa de Londres, y el trotamundos de 57 años de edad, dijo que “Londres es especialmente hermosa. La gente es muy amable. Siempre mostraron afecto hacia mí. Cuando regrese a China, quiero decirles a todos lo civilizados que son los Inglés“.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este