Estoy chicos un buen día se encontraron sin nada mejor que hacer, así que decidieron jugarle una broma al servicio de inteligencia y antibombas de su país, tomaron un bolso, lo llenaron de latas de pintura en spray y llamaron a la policía diciendo que había un bolso sospechoso en una parada de autobús. Los policías vinieron y quisieron solucionar el problema de la siguiente manera…

Realmente una broma bastante estúpida…
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este