Historias de mujeres en partos que dan a luz a sus hijos en el momento equivocado y en los lugares menos aptos para ello, cada uno de nosotros hemos oído hablar de alguna de estas historias, pero estas son realmente increíbles. Puede sonar raro que una mujer que esta por primera vez embarazada se le adelante el parto y el niño nazca en el asiento trasero de un coche pero al parecer hay situaciones que nos van a impresionar más.
La vida es mucho más creativa que cualquier programa o película de televisión. Las heroínas de este artículo se las arreglaron para dar a luz…
En un árbol durante una inundación
Ocurrió en el año 2000, durante las inundaciones en Mozambique las más terribles desde hace medio siglo. El nombre de la mujer era Sophia y ella estaba embarazada. El agua comenzó a llegar con tanta rapidez, que para salvarse lo único que se le ocurrió fue treparse a un árbol.

Sofía, tuvo que pasar tres días en el árbol. Es increíble, incluso sin estar embarazada como una mujer pasa tres días sin comida en una rama, con la ropa mojada viendo pasar una corriente rápida que esta lista para devorarla en cualquier momento.
Aunque no lo puedas creer, empezó su trabajo de parto. Considerando toda la situación, Sofía logró brillantemente dar a luz a un bebé, y esperar pacientemente a que los equipos de rescate en un helicóptero, la vieran finalmente.
En un coche hundiéndose
Entre las muchas historias trilladas sobre partos en el coche, la historia de la América Kanetty Biggs sigue en pie, dio a luz a su bebé en el coche, mientras este se hundía hasta el fondo de un lago.
Eran las cinco de la mañana. Biggs salió de la casa, se sentó en el coche y se dirigía al hospital para dar a luz. ¿Por qué no le pidió a alguien ayuda, o un taxi? Es muy simple. La madre sólo tenía 21 años de edad, y el embarazo siempre lo mantuvo en secreto de sus padres. Ella estaba esperando a que nadie se enterar, lo cual no funcionó. Su historia salió en los periódicos y en muchos comunicados de prensa.
Kanetty en silencio tomó las llaves, puso en marcha el carro y se fue en silencio hasta una distancia segura donde sus padres no escucharan el carro, luego apretó el acelerador y salió hacía el hospital, en la vía perdió el control y se salió de la carretera. Cayó en un lago donde estaba ella sola y poco a poco comenzó a hundirse con el coche y lista para ver nacer a su niño.
Afortunadamente, en la misma calle camino a su trabajo estaba el ayudante del sheriff que cuando vio el carro en el centro del lago no dejo de llamarle la atención. Ya cuando quedaba poco tiempo para hundirse el auto, la chica termino el trabajo de parto trayendo al mundo a una niña.
El ayudante del sheriff sin pensarlo salió a auxiliar a la persona que se encontraba en el auto, las saco a ambas y las llevo al hospital. Una joven madre escapó de una triste historia con una pierna rota y una explicación que le tenía que dar a sus padres de cómo fue su experiencia de traer a la vida a su hija a toda costa, y sin consecuencias.
En los baños de un tren
Esta historia ocurrió en un tren de pasajeros en la India. Una embarazada de 33 años de edad, Kalbi bhur fue al baño. Para quien nunca ha viajado en los trenes de la India, el sistema es bastante simple: es un asiento con un agujero que conduce directamente al suelo.
Al parecer, Kalbi tuvo un parto accidental y sucedió tan rápido que el niño se metió en el agujero y cayo directamente a las vías del tren que viajaba a toda velocidad. Todo fue tan rápido que Kalbi no se dio cuenta inmediatamente de que se había convertido en madre. Sólo después de regresar a su asiento, se preocupo que no sintiera nada dentro de ella, dio la voz de alarma. El tren se detuvo de inmediato, y reportó el incidente por radio a todos los empleados del ferrocarril en el distrito.
Milagrosamente bebé que nació con solo siete meses dentro del vientre materno se encontró rápidamente, con algunas lesiones pequeñas e inofensivas. Kalbi ehavshimi y sus parientes más cercanos que se encontraban en el tren llevaron al niño al hospital más cercano donde fue colocado en la unidad de cuidados intensivos. En general, todo estaba bien.
En un buque de pesca de camarón
Esta historia no trata tanto sobre una mujer que dio a luz a bordo de un buque de pesca de camarón, pero si sobre el capitán Edward Kiesele de Texas, que en cuestión de segundos tuvo que dominar la profesión de matrona y hacer frente a este papel por cinco horas o más.
La embarazada Preseli Cindy trabajaba de cocinera en el buque. Y allí mismo, a 30 millas de la costa, empezó su parto prematuro. El capitán Kiesel, afortunadamente, fue a la cocina para ver cómo estaba la cena. Rápidamente evaluó la situación tomo varias toallas de papel y un kit de primeros auxilios con una guía de emergencias diversas. Busco el capítulo sobre nacimiento y Kiesel comenzó a desarrollar una nueva profesión.
Se enfrento a la primera dificultad descubrió que el bebé estaba saliendo por los pies. No se requiere experiencia obstétrica para saber que esto estaba mal, mantuvo la tranquilidad y con mucho cuidado, metió las manos dentro del cuerpo de la madre, para hacer un gancho y ayudar hasta que saliera la cabeza del bebe.
Pareciera que la historia había acabado, pero entonces surgió un nuevo problema – el recién nacido no estaba respirando. Momento en Kiesel tuvo que iniciar compresiones torácicas y respiración artificial. Lo hizo sin parar durante 25 minutos, hasta que el niño finalmente llegó a la vida.
En cualquier serie de televisión por lo general un joven e inexperto realiza con optimismo este procedimiento a cualquier persona moribunda en treinta segundos. Después de eso, un médico con experiencia pone la mano sobre su hombro, diciendo: “es inútil”, o “se acabó”. 25 minutos duro el procedimiento de respiración y Kiesel resucito al bebé.
Tan pronto como el niño empezó a respirar, Kissel ato una cuerda y corto el cordón umbilical como se indica en el libro de incalculable valor.
Tres hijos que nacieron junto a tres tornados
En 2008, el médico, quien trajo al mundo a Samantha Oakley de los EE.UU. del estado de Kentucky, se vio obligado a hacer una cesárea a la luz de una linterna, porque en este momento un tornado monstruoso tuvo paso por la ciudad, arrasando con todo.
Si no sabes la historia de los nacimientos anteriores que tuvo la mujer, la historia no suena tan impactante, pero… en ese momento Oakley ya había tenido dos hijos, y ambos nacieron durante tornados. Es decir, tres tornados, tres niños.
“El primer hijo que dio a luz, un niño durante el tornado de 2005”
La madre cuenta que sus dos primeros niños, ella los había traído al mundo durante tornados, uno en noviembre de 2005 y el otro en septiembre de 2006. Los periodistas incrédulos revisaron las fechas de nacimiento de los niños con las grabaciones del devastador tornado y vieron que coincidían.
Aunque hay otra versión de un médico que también hizo una cesárea con una linterna (su nombre es Richard Goode), su historia salió muchos años después trajo al mundo a un bebe en Japón durante un tifón, sin ninguna condición ni instrumentos médicos.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este